El cabezo Pequeño del Estaño

El cabezo pequeño del Estaño es un asentamiento con un recinto amurallado amurallado que data del Siglo VIII a.C. y que tiene una pervivencia hasta el VII a.C.  se encuentra en la partida de la Rinconada, en el margen derecha del río Segura, cercano su desembocadura, cercano a la actual población de Guardamar. Este asentamiento tuvo unas notables fortificaciones. Esto se debe principalemente al contexto en el que se encuentran, hay una situación convulsa y de violencia respecto a loas indígenas de la zona, debido eminentemente al aprovechamiento de materias primas y a la producción de recursos.  Las defensas de la población constaban de una muralla con bastiones en saliente y una estructura de casamatas al que se le adosó un paramento en talud con una anchura de cinco metros (García Menárguez,1993, 226), con estilo oriental propio de los denominados fenicios. Esta estructura defensiva se asemeja a otros asentamientos muy alejados, bien en la franja sirio-palestina, en la zona marroquí del círculo de Gader o en las Islas de Córcega y Cerdeña. El modelo defensivo tenía una gran flexibilidad a fin de adaptarse a las diferentes condiciones geográficas y culturales de la región (Prados, 2007). Se caracterizaban principalmente de buscar la utilidad y la rapidez de las construcciones a través del uso de los materiales del entorno y siendo capaces de adaptarse al mismo, especialmente a salientes y paisajes costeros. La entrada al asentamiento fenicio se realizaría por el suroeste se reforzó con un bastión de planta cuadrada, reforzado con contrafuertes equidistantes.

Bibliografía:

Berrocal Rangel,L; Moret.P.(2007): Paisajes fortificados de la Edad del Hierro. Las murallas Protohistóricas de la meseta y la vertiente atlántica en su contexto europeo. Madrid. Casa velázquez

Prados, F. (2007). Las fortificaciones coloniales de la península ibérica. In P. Moret y L. Berrocal, Paisajes fortificados de la Edad del Hierro. Las murallas Protohistóricas de la meseta y la vertiente atlántica en su contexto europeo (1st ed.). Madrid: Casa Velázquez.

Prados, F y García.A.(2014).” La presencia fenicia en la Península Ibérica: el Cabezo Pequeño del Estaño(Guadamar del Segura, Alicante). Trabajos de Prehistoria. Nº:71. 113-133 pp

Anuncios

El bastión del estrecho del Semna

Bermúdez, J. (2013). Fortalezas Egipcias en el Sur. Arqueología General. Consultado de https://www.academia.edu/9579720/FORTALEZAS_EGIPCIAS_EN_LA_FRONTERA_SUR_PUERTA_DE_ENTRADA_PARA_LOS_PUEBLOS_MERIDIONALES_DEL_NILO.

Durante la XII dinastía, durante el gobierno del faraón Sestrosis III se cosntruyeron una serie de fuertes en torno a la segunda Catarata del Nilo que servían como fronteras reales del reino de Egipto. Esto lo vemos en la estela de Semna, donde se afirma:

He establecido mi frontera y navegado más al sur que mis padres. He aumentado lo que fue legado. Cualquier hijo mío que defendiere esta frontera que Mi Majestad ha establecido será hijo mío… Mi Majestad ha mandado colocar una estatua en esta frontera que Mi Majestad ha establecido para que ella os inspire.(Bermúdez,2013,17)

Era por tanto el acantilado de Semna la frontera sur de Egipto. Solo había en este acantilado un espacio libre de cuatrocientos metros que permitieran atravesarlo. Sobre dos montículos que se encontraban a ambas orillas del río construyó dos fortaleza Semna y Kumna.

El bastión de Semna tenía planta de “L” y el ala occidental bajaba hasta el terreno llano. sus dimensiones eran alrededor de 130×130semnamts. Encontramos unos niveles defensivos diferenciados, mientras que la muralla que se orientaba a tierra, el sector occidental, encontramos unos torrenos reforzados con bastiones saledizos. se realizó también un glacis y una contraescarpa en el exterior. En el extremo nor y suroriental se producía una bifurcación de la muralla y se crearon dos entradas fortificadas. En cambio el sector
oriental del bastión estaba protegido por un corredor de muro seco. Esta fortaleza no caería en el olvido si no que fue fruto de programas de reconstrucción. Bajo el reinado de Tutmosis III se realizó un templete en esta fortaleza donde se adoraría a la estatua que citaba la estela. Será aquí donde la citada estela sería encontrada.

Bibliografía:

Bermúdez, J. (2013). “Fortalezas Egipcias en el Sur”. Arqueología General. Consultado de https://www.academia.edu/9579720/FORTALEZAS_EGIPCIAS_EN_LA_FRONTERA_SUR_PUERTA_DE_ENTRADA_PARA_LOS_PUEBLOS_MERIDIONALES_DEL_NILO.

Sanmartín, J. & Serrano, J. (1998). Historia antigua del Próximo Oriente (1st ed.). Madrid: Akal.

Shalfak, la fortaleza de la segunda Catarata.

Bermúdez, J. (2013). Fortalezas Egipcias en el Sur. Arqueología General. Consultado de https://www.academia.edu/9579720/FORTALEZAS_EGIPCIAS_EN_LA_FRONTERA_SUR_PUERTA_DE_ENTRADA_PARA_LOS_PUEBLOS_MERIDIONALES_DEL_NILOEl faraón Sestrosis III ordena la creación de un fuerte en el extremo de la segunda catarata a finales de su reinado. La construcción de esta fortaleza en el estrecho de Semna es una muestra final de su programa de reforma administrativa y de control del territorio. Este bastión sería la frontera sur de su reino. Que el límite de Egipto sea tan al sur lo comprendemos a través del conocimiento de las campañas militares que realiza.

Podemos conocer la conquista de Kush a través de una estela que fue encontrada en la fortaleza de Shalfak, en la que se dice:

Yo establecí mi frontera remontando el río más arriba que mi padre. Soy un rey que no solo habla, sino que actúa; Me llevé como botín de guerra a las mujeres nubias. Bebí sus aguas. Maté sus toros. Arranqué y quemé sus cereales…(Royano,1997,18)

Esta fortaleza sería excavada en torno a 1965-1966, pero se conocerá su existencia desde el siglo XVIII, ya que la encontramos representada en estampillas. La fortaleza se encuentra en la cuenca occidental de río Nilo, junto a un saliente que
le otorga una posición privilegiada como puesto de control del terreno. A pesar de que el área fortificada no es grande en comparación con otras fortalezas 80x49mts ( Bermúdez Calle,2013,16) sí que estaba rodeadaBermúdez, J. (2013). Fortalezas Egipcias en el Sur. Arqueología General. Consultado de https://www.academia.edu/9579720/FORTALEZAS_EGIPCIAS_EN_LA_FRONTERA_SUR_PUERTA_DE_ENTRADA_PARA_LOS_PUEBLOS_MERIDIONALES_DEL_NILO por una gruesa muralla de cinco metros con torreones externos. La única entrada se encontraba en la fachada norte, bordeaba
los muros y llegaba al río a través de una escalinata. Muestra de que el acceso se realizará desde el río; siendo este la vía de comunicación y transporte principal. Estas defensas se  reforzban con unos murallones laterales de defensa.

Bibliografía:

Bermúdez, J. (2013). Fortalezas Egipcias en el Sur. Arqueología General. Consultado de https://www.academia.edu/9579720/FORTALEZAS_EGIPCIAS_EN_LA_FRONTERA_SUR_PUERTA_DE_ENTRADA_PARA_LOS_PUEBLOS_MERIDIONALES_DEL_NILO.

Alonso, F. (1997). “La ciudad y el ciudadano en Egipto”. Espacio, Tiempo Y Forma, Serie II, Historia Antigua,, 10, 35-61.

Sistemas defensivos en los inicios del tercer Milenio

Etiquetas

, , , , , , , ,

sargon

La región de Mesopotamia, cuyo término proviene del griego que significa tierra entre ríos. Fue uno de los grandes focos de poblamiento del próximo Oriente y uno de los primeros lugares donde se inicia la Antigüedad. Debido a las óptimas condiciones existentes, se desarrolló una prolífica agricultura, eminentemente debido a la fertilidad de la tierra. La población comenzó a vivir en pequeños núcleos urbanos y empezaron a surgir reyezuelos en diferentes territorios que pugnaban por tratar de aumentar sus dominios. En este contexto surgirá toda una poliocrética defensiva para asegurar los puntos clave de los diferentes reyes, las ciudades. La ciudad amurallada de mayor antigüedad se ubica en el curso medio del río Eúfrates y se denomina Habouka Kabira, su origen se data del año 3000 a.C. Su sistema defensivo no era excelso, pero sí que cubría un amplio territorio, cerca de veinte hectáreas( Sáez Abad, 2005:17). Las defensas de esta ciudad constaban de una gran muralla de en torno a 3 metros de altura que se reforzaba con torres a los lados.uruk

Otro ejemplo que encontramos en las fuentes literarias en este caso de sistemas defensivos en la antigüedad son las murallas de la ciudad de Uruk que como nos narra la epopeya fueron obra de Gilgamesh. Si bien no es cierto que estas murallas abarcaran todo cuanto narra la epopeya, cerca de cuatrocientas hectáreas, sí que es cierto que formaban parte de una gran estructura defensiva en comparación con Habouka Kabira. El grosor de las murallas está en cinco metros, con torreones a lo largo del tramo de la
guardaban la ciudad. Esta magna obra se ha datado de entre el 2900 a.C. y el 2700 a.C. Este hecho no es exclusivo de Uruk si no que todas las ciudades que tuvieron un patrón defensivo similar. En este milenio encontramos otro tipo de estructuras defensivas como es el caso de las “puertas”( canales o vías naturales de fácil control) donde se construían puestos amurallados. Como es el caso de Khanuqa. Otro núcleo interesante es la ciudad de Mari, fundada en torno al 2900 a.C. bajo la característica de Al Patim (Ciudad de frontera) o la fortaleza de Dur-Yahdun-Lim. Este enclave servía como contención ante los intentos de invasiones de la alta Mesopotamia y de Siria, siendo la frontera Noroccidental de Mari (Montero Fenollós,2012:6).

descarga

 

Bibliografía:

Vidal, J. & Antela Bernárdez, B(2012): Fortificaciones y guerra de asedio en el mundo antiguo.

Sáez Abad, R. (2005). El ejercito del imperio neoasirio : las primeras máquinas de asedio. Espacio Tiempo Y Forma. Serie II, Historia Antigua, 0(17-18).

El ejército púnico

Etiquetas

, , ,

En esta ocasión no vengo a hablaros de las fortificaciones en la antigüedad si no del elemento que más relación tenía con ellas, los soldados. Esta entrada del Blog como se observa en el título versa sobre el ejército púnico. Este ejército sufre variaciones a lo largo de la existencia de Cartago, pero en esta ocasión me centraré en el tipo de ejército que combatió en el siglo III.

La masa principal del ejército estaba compuesta de infantería, bien podía ser nativa de infanteria-cartagolos territorios cartagineses, la denominada infantería libia. Estos soldados combatían al estilo helénico tradicional, por lo que estaban equipados con lanzas y grandes escudos blancos circulares. Plutarco los describe como un cuerpo formado, y organizado cuya armadura era prístina y reflejaba incluso la luz solar que golpeaba en sus blancos escudos. La armadura que portaban se componía de unos atavíos de cuero junto con una coraza de hierro, así como un casco del mismo material. Tras la contratación de un mercenario denominado Jantipo en el transcurso de la Primera Guerra Púnica estas tropas pasaron a formar como una falange macedonia, portando por tanto un menor escudo y una sarissa.

Dentro de las tropas de infantería destaca por encima del resto un cuerpo de defensa especial denominado Legión Sagrada, inspirado en el modelo Tebano. Este cuerpo sería destruido en la Primera Guerra Púnica y no volvería a ser entrenado. Lo componían hijos de entre las mejores familias de Cartago y era una unidad de especial renombre, por eso su pérdida resulta un varapalo importante. Su armamento y formación eran similares a los de los hoplitas griegos: lanza larga como arma principal, espada corta, escudo redondo de 90-110 cm (llamado hoplon), casco de bronce, grebas (las cnémidas griegas) y armadura de gran calidad. Formaban en apretadas filas en falange, cubriendo con su escudo además de a sí mismo, al compañero de la izquierda, a la vez que el compañero de la derecha ayudaba a cubrirlo a él.honderos_baleares_combate

El ejército púnico se caracterizó por contratar gran cantidad de mercenarios, los había desde helénicos que luchaban al igual que la infantería pesada cartaginesa. También encontramos otro tipo de mercenarios como son los galos, que preferían el modo de combate individual, por lo que iban pertrechados con un escudo ovalado más amplio y una espada larga de doble filo. Su armadura era escasa, usualmente portaban un casco de metal. Los íberos conformaron también sendas unidades en el ejército púnico, las tropas iban ataviadas con una armadura ligera, con un escudo alargado y portaban un arma muy característica del mundo ibérico que es la falcata, un tipo de espada de filo único. Las más conocida unidad a distancia que contaba el ejército púnico eran los honderos, reclutados también entre los iberos. Estaban equipados con una armadura ligera a fin de tener una gran movilidad y con una honda y una bolsa de piedras.

Bibliografía:

Barceló, P.(2001): Aníbal de Cartago, Madrid, ed: Alianza.

Prados, F.(2012): Aníbal de Cartago Historia y mito, Madrid, Ed: Polifemo.

Fields, N.(2007): Roma contra Cartago, Barcelona, Ed: Rba Coleccionables.

Avaris y Buhen, destacadas fortalezas en el segundo período Intermedio

Etiquetas

, , , , , , ,

Fuente: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/42/Nomos_bajo_egipto_2.svg/573px-Nomos_bajo_egipto_2.svg.png

Hoy retomamos el tema de las fortalezas en Egipto, en esta ocasión en particular nos vamos a centrar en dos momentos muy destacados de la historia antigua de Egipto, el segundo período intermedio y el imperio NuevoDurante el segundo período intermedio se construye una gran fortaleza. El segundo período intermedio es un momento de la historia de Egipto donde se rompe la unidad del reino, levantándose los poderes periféricos o donde se encumbran nuevas oligarquías foráneas como es el caso de los hicsos, que significa justamente eso en griego, gobernantes extranjeros.

Durante este período los hicsos desarrollarán una política de asimilación en la milenaria cultura egipcia, pero incluyen  ciertos elementos traídos de la franja sirio palestina. Uno de los más destacados es el culto a Baal, asociado a los cultos semíticos, en la nueva capital de Avaris que pasó de ser una aldea a una importante ciudad, en la que se realiza un notable proceso de fortificación asociado a la construcción de una muralla. Se mantuvo la teoría que una serie de vestigios arqueológicos eran un refuerzo de estructuras defensivas, lo cual savarisería una notable novedad en este ámbito pero tesis actuales lo refutan. Lo muestran actualmente como un aterrazamiento o como la cimentación de diversos templos, como es el caso del de Baal. En el ámbito militar no obstante si que incluye este pueblo una serie de novedades como el arco compuesto o el carro de guerra.
Hay una continuidad general en las poblaciones y fortalezas ocupadas desde el imperio medio.

 

Una fortaleza que cobró especial valor en este período fue la de Sahuren, ya que serviría como uno de los principales barracones del ejercito hicso y donde se produjo un gran asedio que facilitó la conquista del Bajo Egipto. Otra fortaleza que tiene una notoria relevancia es la denominada fortaleza de Buhen. Esta fortaleza fue construida en el Imperio medio tuvo el fin de defender la frontera meridional y asentar aún más la estabilidad de la ruta comercial que se desarrollaba e a lo largo del Río. En el segundo período intermedio favorecido por  la inestabilidad que lo generalizada un nomarca denominado Nedyeh se libera del gobierno central y se alía con los hicsos para limitar la influencia de los tebanos, pues hará de la fortaleza de  Buhen  la capital de su nuevo Nomos que alcanzará desde Asúan hasta la segunda catarata.

Bibliografía utilizada:

  • Yare, Brian (2001). “The Middle Kingdom Egyptian Fortresses” in Nubia. essays (en inglés). Consultado el 10 de Diciembre de 2016.
  • Sanmartín, J. & Serrano, J. (1998). Historia antigua del Próximo Oriente. Madrid: Akal.

Las fortalezas sumergidas

Etiquetas

, , , , , , , ,

Fortaleza de Qasr Ibrim

Fortaleza de Qasr Ibrim

Comienzo con una serie de fortalezas egipcias muy relacionadas entre sí. Las primeras fortalezas de las que voy a tratarr son la fortaleza de Kitarsi, tras esto hablaré de Qasr Ibrim y finalmente sobre Kulb y Sheik Daud. Lo característico de estas fortalezas es que se encontraban todas sumergidas, debido a los nuevos cauces del río. El descubrimiento de estsa fortaleza se realizó gracias al estudio de unos papiros denominados “Onomasticum Ramesseum”. Estos papiros fueron encontrados en una tumba que se encontraba en Tebas tras el Ramesseum y que pertenecía a  un médico. Los papiros trataban inicialmente sobre medicina y biología, pero posteriormente  se mostraba una recopilación de lugares geográficos. Gracias a este descubrimiento se lanzó la gran campaña internacional de arqueología en Nubia, cuyo resultado más visible en España es el templo de Debod, trasladado a Madrid. En este papiro se encontraban también una serie de fortificaciones.

A cargo del estudio y la investigación de la fortaleza de Kirtasi estuvo el arqueólogo Miroslav Vernerl, esta fortaleza tenía un valor estratégico muy acentuado, ya que custodiaba una de las principales canteras de la región. De esta cantera se extrajeron las rocas necesarias para la construcción del templo de Filae. Esta fortaleza se excavó a modo de anfiteatro con un nicho y con dos columnas a sus lados, pareciendo un templo en ruinas. Otra destacable fortaleza que fue estudiada sería Qasr Ibrim, una estructura mucho más tardía que la anterior, de cronología Ptolemaica, muy influida por el modo de construcción helenístico. La excavación la realizaron Plumley y Anderson. Determinaron un segundo nivel cronológico posterior a esta fortaleza, en concreto del siglo I a.C. que fue identificada como la obra de Petronio. Además se han encontrado motivos cristianos orientales en esta fortaleza, así como una iglesia bizantina. Esto muestra la importancia que llega a tener tantos siglos después de la fundación de la fortaleza el control de este territorio. Debido a que  las transacciones con Nubia seguían siendo muy fructíferas, por tanto el paso comercial debía ser protegido.

Finalmente encontramos dos fortalezas de cronología tardoantigua, por un lado una aldea fortificada , Kulb con una cronología del siglo VIII d.C. En los materiales encontrados hay una profunda influencia griega, llegando a encontrarse gran número de caracteres griegos y por último la fortaleza de Sheik Daud, que data del siglo VI.d.C. Destaca de esta fortaleza que se asemeja formalmente a un campamento romano y se halla  junto a antigua calzada romana.

Bibliografía y webgrafía consultada

Bermúdez, J. (2013). Fortalezas Egipcias en el Sur. Arqueología General. Consultado de https://www.academia.edu/9579720/FORTALEZAS_EGIPCIAS_EN_LA_FRONTERA_SUR_PUERTA_DE_ENTRADA_PARA_LOS_PUEBLOS_MERIDIONALES_DEL_NILO

Tour Egypt :: Egypt: Qasr Ibrim in ancient Nubia. (2016). Touregypt.net. Consultado 6 December 2016, from http://www.touregypt.net/featurestories/qasribrim.htm

La protección del Nilo

Etiquetas

, , , ,

Las riquezas del valle del Nilo fueron anhelados por muchos pueblos. La capacidad de este río de vertebrar la vida alrededor de él está fuera de toda sospecha, pero los grandes dones que le otorgaba a su gente propiciaron que extranjeros,  tan diversos que engloban desde pueblos nómadas a persas y helenos o los míticos pueblos del mar, trataron de hacerse con el control de esta fértil tierra.el-nilo

Con el fin de mantenerse a salvo las diferentes dinastías fueron construyendo y fortificando lugares en su territorio.  Jasejemuy, el último faraón de la segunda dinastía egipcia realizó una notable tarea en este ámbito. En Nejen construyó una gran estructura conocida como Shunet el Zebib, lo cual se traduce a día de hoy como “el almacén de flechas”. Esta estructura se encuentra muy cerca de su tumba. Es rectangulra de 123mx64m con muros de adobe de cinco metros de espesor y veinte de altura. Realizó también un gran proyecto en el santuario del templo de Osiris en la ciudad de Abydos, con murallas de doce metros de altura y cinco de ancho. Obró un ardid de ingeniería en la fachada de la muralla muy impactante.  A media altura de la muralla colocó un boquete de tres metros, formando pilastras, lo cual impedía que se colocaran escalas y se pudiera subir la muralla. Este recinto contaba con una entrada principal y con una serie de pequeños pórticos, que se cerraban con portones de madera.

Tiempo más tarde, en el imperio Medio con el reinado del faraón Amenemhat I, mandó construir el denominado “Muro del Príncipe”. La finalidad de construir este muro será la de disuadir a grupos nómadas de la franja siriopalestina que presionaban cada vez más por entrar en territorio egipcio. El recorrido de este muro  albergaba desde el Wadi Tumilat hasta Heleiópolis  y Pelesium.  La primera fuente escrita en la que tenemos constancia de la existencia de esta muralla, es en  el antiguo Testamento, donde se narra como Sinuhé se enfrentó en este muro a una incursión de los bárbaros. El imperio Medio fue una época especialmente convulsa, donde la presión de pueblos fue en aumento. Esto se muestra en hechos como que Senwosret II reparó la fortaleza de Wawat.

 

Bibliografía y webgrafía utilizada y consultada:

Sanmartín, J. & Serrano, J. (1998). Historia antigua del Próximo Oriente (1st ed.). Madrid: Akal.

Temas. (2016). Recursostic.educacion.es. Consultado 8 December 2016, de http://recursostic.educacion.es/kairos/web/temas/temas.html

poliorcética romana

Etiquetas

, , , , , , ,

Define la real academia de la lengua española a la poliorcética como el arte de atacar y defender plazas fuertes. Es por su mero significado que veo necesario tratar un poco a cerca de los métodos de ataque sobre las fortificaciones. En esta ocasión me voy a centrar en el período del siglo III a.C.- I a.C. En el marco del occidente mediterráneo y por parte del ejército romano.

Inicialmente debemos distinguir dos modos principales de atacar una ciudad, por un lado podemos encontrar la realización de un sitio sobre la plaza que sea asediada. Usualmente se construían murallas que entrelazaban una serie de campamentos, el ejemplo paradigmático lo narra Julio César en la Guerra de las Galias en el asedio de Alesia. Este método se usaba cuando era muy costoso tomar por asalto la ciudad o cuando se pretendía controlar la zona mientras se realizaban otras tareas sobre el territorio colindante, o bien se construían los ingenios  a fin de asaltar la ciudad. Otro sitio capital será el de la ciudad de Numancia, la resistencia de estos últimos numantinos será objeto de mitificación en el posterior estado español.

http://www.pmo.ripollet.cat/asp/llistat_noticies.asp?ID=18672

Catapulta romana

El segundo método de ataque sobre una ciudad es la toma por asalto, era mucho más costoso en el caso de que las fuerzas que combatieran estuvieran equilibradas. Debido a esto era menos usual respecto al sitio. Para que se pudiera asaltar la plaza eran necesarias una serie de máquinas de asedio. Voy a separar en dos estos tipos de máquinas, por un lado encontramos la artillería y por otro las máquinas de asedio sensu strictu.

La artillería es por tanto un ingenio mecánico de mayor o menor complejidad, que está dotado de resortes de material elástico dispuestos para ejecutar un proceso de tensión o torsión, y cuya fuerza al desatarse y volver a su posición de origen lanza proyectiles a una mayor distancia, ya sean pétreos o saetas (Romero Fernández, 2014). La catapulta es el principal arma de artillería que lanza bien piedras o flechas. Este arma al reducirse su tamaño, cambia el nombre por Scorpio. La Ballista es el segundo ingenio, un arma lanzadora de piedras[1]. Esto resulta especialmente chocante, ya que los términos con el devenir acaban invirtiéndose, pasando a ser la balista la lanzadora de virotes y las catapultas quien lanza piedras.  El tipo de artillería que comienza a ser principal es la artillería de torsión, que suplanta progresivamente la de no torsión. Esta evolució

http://maquinasdeasedio.com/es/servicios/maquinas-de-asedio/epoca-antigua/romanicas/ariete/

Ariete Romano del siglo IV

n de la artillería es un proceso de helenización en este aspecto del ejército romano y se debe al préstamo que realizan las ciudades aliadas a Roma.

Los ingenios que no son artillería  tienen una relevancia también extraordinaria y son principalmente dos, por un lado un ingenio denominado torre de asedio o helépolis, el modelo básico es una torre de base cuadrada y varios pisos con un puente levadizo en la parte superior. Se movía a través de ruedas. Medían en torno a 43 metros de alto por 22 de ancho, pero se solían construir de acuerdo a la muralla que se pretendía tomar. Por otro lado encontramos las escalas y los arietes. Las escalas son grandes escaleras que se construían a fin de alcanzar las murallas, medían cerca de veinte varas de longitud, unos diecisiete metros. Por último encontramos a los arietes, un arma de asedio usada para quebrar las puertas, en su modo más simple es un tronco grande que cargan varias personas, la cabeza del ariete en el mundo romano se recubrió de algún metal para aumentar la resistencia. Usualmente llevaban una cabeza zoomorfa como de carnero.  Usualmente se cubrían de un mantelete, una cubierta reforzada para evitar su destrucción.

Fuente http://arqueologiaenmijardin.blogspot.com.es/2012/04/la-catapulta-romana.html

Ballista Romana

 

Bibliografía:

 

SÁEZ ABAD, R.(2005). “El ariete: la primera de las máquinas de asedio”, Gladius, Madrid.

 

Romero Fernández, D. (2014). NOTAS SOBRE LAS POSIBILIDADES DEFENSIVAS POLIORCÉTICAS EN HISPANIA DURANTE LA CONQUISTA ROMANA. Investigaciones Arqueológicas En El Valle Del Duero, Del Paleolítico A La Antigüedad Tardía: Actas De Las III Hornadas De Jóvenes Investigadores Del Valle Del Duero, Salamanca, 20, 21 Y 22 De Noviembre De 2013, 3, 151-167.

Wilkins, A. & Morgan, L. (2000). Scorpio and Cheiroballistra. Journal Of Roman Military Equipment Studies11, 77-102.

[1] CORDENTE, F.: Poliorcética Romana. 218 a. C.- 73 p. C. Universidad Complutense de Madrid. Madrid, 1992, pp. 214-215.

Numancia

Etiquetas

, , , ,

La ciudad de Numancia:

En la provincia de Soria encontramos uno de los mayores mitos de defensa de los iberos frente a la invasión romana. Se trata, por supuesto de la ciudad de Numancia, ubicada en la Muela de Garay, un elevado cerro de unos 70 mts de altura. En las faldas de este cerro confluyen 3 ríos el Duero, el Tera y el Merdancho. Esta posición privilegiada era la primera fortificación con la que contaba la ciudad. Numancia se ubica en el cerro que ofrece una extensión de 500mtsx260mts. Debido a los acontecimientos  que se produjeron entre el año 153 y 133 a.C. se convirtió en un suceso muy estudiado en los escritos de la antigüedad.

Según autores como Schulten o Salinas, la ciudad fue fundada en torno al año 300 a.C. pero es un hecho bastante discutido por diferentes historiadores en la actualidad. El análisis arqueológico de la ciudad celtibérica es muy complejo por la destrucción que se realizó tras la conquista por parte de Escipión Emiliano. La cita más antigua que data la cronología de Numancia nos la aporta Apiano al narrar la campaña de Fulvio Flaco en el 181 a.C.

La ciudad celtíbera presenta tal como afirma Alfredo Jimeno[1] una ordenación en retícula irregular sin dejar espacios para plazas. Las calles se orientaban en el eje este-oeste salvo dos calles principales que componían el eje norte-sur de la ciudad, creándose así una estructura entrecortada que frenara el viento. Las calles, eastaban empedradas con cantos rodados de un modo irregular y servían como desagües de las casas donde se vertía el lodo y donde desembocaba el agua de lluvia.

muralla-numancia

Muralla y almenas de Numancia. (“Ampliación: Numancia.”, 2016)

Las casas se componían de piedras eminentemente obtenidas de las canteras cercanas de la región, las paredes se componían también de madera, adobe o barro y el suelo era de tierra apisonada para evitar la entrada del frío; aunque  contaban con un techo de un compuesto de trenzados de centeno.  La planta de las viviendas era de tipo rectangular o trapezoidal de 12×6 metros de extensión. casa-numanciaLos muros interiores estaban conformados de pilares de madera, y por muros de adobe o tapial con enlucidos de barro. Usualmente las casas se dividían en tres estancias interiores y una exterior.  Una de las habitaciones tenía función de almacén de suministros de la unidad familiar. Se destaca que la estancia exterior adjunta a la casa servía como corral de la familia.

Los trabajos arqueológicos han puesto manifestado en ciertos puntos la existencia de una muralla. Se observa que hay una notoria diversidad a lo largo del perímetro, con lo que se teorizó con la existencia de diferentes fortificaciones, con ampliaciones o reformas de las mismas. La datación de estas murallas se realiza en torno al siglo I a.C. con lo que son inmediatamente posteriores al asedio y caída de la ciudad. El recinto defensivo supone un caso excepcional dentro del mundo celtibérico ya que rompe con los paradigmas sobre la acomodación respecto a los elementos del terreno, si no que se aleja del corte natural del cerro; lo cual podría conllevar  a que se no pudiera controlarse la extensión íntegra de la muralla. Schulten afirma que estos problemas defensivos no lo son realmente ya que existían dos murallas adicionales en las faldas del cerro que servirían como línea de defensa[2]. Nos encontramos pues con cuatro niveles defensivos, inicialmente los ríos que  pertrechan el cerro, tras estos los dos niveles defensivos amurallados de las laderas del cerro y finalmente la muralla interior. Esto unido a los 20.000 soldados que Diodoro indica en las fuentes que llegaron a convirir, a pesar de que la ciudad per se se estime que alcanzaría los 2.000 habitantes estables. Plantearía una gran complejidad para tomarla por asalto, siendo más aconsejable cercarla, como haría Escipión Emiliano.

 

Bibliografía y Webgrafía

Gónzalez Simancas, M. (1926): “Las fortificaciones de Numancia”.En Excavaciones practicadas para su estudio. Junta Superior de Excavaciones y Antigüedades, núm. 74, Madrid.

Jimeno, A.; Fernandez, J.J.; Revilla. M.L. (1990): Numancia. Guia del Yacimiento. Asociación de Amigos del Museo Numantino. Soria.

La Edad Antigua y la Edad Media. (2016). Ampliación: Numancia.. [online] Disponible en: https://edadantiguayedadmedia.wordpress.com/ampliacion-numancia/ [accedí 26 Nov. 2016].

SCHULTEN, A. (1945): Historia de Numancia. Ed. Barna, Barcelona.

[1] Jimeno, A.(2005): Historia de Iberia vieja, vol 6.

[2] Schulten, A. (1945): Historia de Numancia. Ed. Barna, Barcelona.